Author

Seguí cuidando tu piel a pesar del verano

Cuando llegan las altas temperaturas, la piel vive sus tres meses de fama. Se despoja del abrigo excesivo del invierno y vuelve a ver la luz, tras semanas de encierro.

Por este motivo, muchas personas eligen realizar tratamientos estéticos para la piel durante los meses de invierno. El objetivo es llegar a la temporada estival con una piel cuidada, firme, brillante y sana.

Esto no quiere decir, sin embargo, que el verano sea una mala época para comenzar o continuar determinados tratamientos para la piel.

A continuación dejamos un listado con algunos de los tratamientos que se pueden hacer en estos meses que vienen.

Depilación definitiva:

Si se aplica la tecnología que utilizamos en Montevideo Skin, no hay motivo para interrumpirla. Simplemente, cuando es necesario, se ajustan los parámetros de aplicación.

Peeling:

Esta técnica consiste en la exfoliación de la piel para eliminar las capas de células muertas y facilitar su renovación.

Cuando se aplica en casos de acné o rejuvenecimiento de la piel, perfectamente puede realizarse en verano, tomando las precauciones necesarias. El tratamiento debe ser el indicado para cada tipo de piel y aplicarse en las concentraciones adecuadas.

Flaccidez facial y corporal: 

Estos tratamientos, realizados en base a radiofrecuencia, pueden llevarse a cabo durante los meses de verano. Esto se debe a que el calor que se aplica actúa en las capas profundas de la piel, sin generar sensibilidad al sol.

Celulitis:

Los métodos que se utilizan para combatirla, como la mesoterapia, no están contraindicados en caso de exposición solar.

Toxina botulínica:

Las arrugas de expresión que se encuentran en el sector superior de la cara (entrecejo, patas de gallo y región frontal), desaparecen con el uso de este producto. Su aplicación no está contraindicada para los meses de verano.

Ácido hialurónico:

Este producto se utiliza para rellenar arrugas y surcos. También se puede aplicar en la piel mediante mesoterapia para mejorar la hidratación durante los meses de mayor exposición al sol.

Es importante destacar que también existen tratamientos que no son recomendables para esta época del año, por la sensibilidad que generan en la piel.